5 Mitos sobre culturismo que realmente necesitas dejar de creer

Gracias a los foros y blogs, el número de los llamados expertos en culturismo se ha disparado. Como resultado, la web ha estado plagada de información falsa y mitos que desde hace mucho se han demostrado erróneos, pero que aún se creen. Ya sea que intentes desarrollar más músculo o llegar a la etapa de culturismo, quiero asegurarme de que tengas la información correcta. Aquí hay 5 mitos de culturismo que realmente necesitas para dejar de creer.

Mito No.1 – ‘Hacer más ejercicio compensa una mala dieta’

Este rumor, sin duda, comenzó cuando las personas que tienen un nivel de metabolismo genéticamente dotado se dieron cuenta de que estaban comiendo basura y aún se mantenían esbeltos. Entonces, según estas personas, puedes comer lo que quieras siempre y cuando estés levantando pesas. Desafortunadamente, ese no es el caso para la mayoría de nosotros, especialmente aquellos que persiguen un físico de competencia.

La nutrición es más esencial para el culturismo que levantar pesas, aunque no hay duda de que los dos van de la mano. Seguir un programa de nutrición adecuado significa establecer tus límites calóricos durante las fases de bulking, cutting o de bulking limpio. Para maximizar el crecimiento muscular, seguirás una dieta alta en proteínas, alta en carbohidratos y de grasa moderada. Cuando llegue el momento de hacer cutting, mantendrás alto el consumo de proteínas, pero comenzará a ser más selectivo con la ingesta de carbohidratos. Contar tus calorías a través de una aplicación como MyFitnessPal te será útil para asegurarte de que no comes demasiado o muy poco.

Digamos que estás tratando de prepararte para competir y te excedes sin tener en cuenta los límites calóricos. Claro, el entrenamiento con pesas y el ejercicio cardiovascular queman parte del exceso de calorías, pero no lo suficiente como para hacer mella en una dieta basada en comida chatarra de 4.000 calorías por día. Además, la nutrición es más que solo la cantidad de calorías; se trata de la calidad de esas calorías.

¿Crees que Phil Heath estaba comiendo pizza, helado y papas fritas durante su entrenamiento para convertirse en Mr Olympia? ¡Diablos, no!

Mito No.2 – ‘Bajas repeticiones para construir, altas repeticiones para cortar’

Este mito comenzó con las mejores intenciones; para simplificar el proceso bastante complicado de bulking y cutting. Sería bueno si fuera así de simple, pero este mito no se basa en ningún estudio científico real.

La verdad es que, para desarrollar músculos más grandes, necesitas poner el tejido muscular bajo tensión durante el tiempo correcto de tensión. Esto se representa en segundos como movimientos concéntricos, isométricos y excéntricos. Por ejemplo, 2/0/2 se desglosaría de la siguiente manera:

  • 2 segundos cargando la pesa (concéntrico)
  • 0 segundos de pausa (isométrico)
  • 2 segundos disminuyendo el peso (excéntrico)

Este factor estresante basado en el tiempo desencadena la necesidad de que el músculo se adapte mediante el crecimiento. Sí, las bajas repeticiones y los pesos pesados ​​juegan un papel importante en la hipertrofia muscular, pero no es el santo grial del crecimiento muscular. Para ver los mejores resultados de construcción muscular, querrás pasar por un programa mensual de periodización con repeticiones altas a bajas. Recuerda; cuantas menores sean las repeticiones, más pesados ​​serán los pesos.
Prueba esta rutina para conseguir volumen:

  • Semana 1: Resistencia: 12 a 15 repeticiones
  • Semana 2: Hipertrofia: 8 a 12 repeticiones
  • Semana 3: Fuerza: 5 a 8 repeticiones
  • Semana 4: Poder: 1 a 5 repeticiones

Mito No.3 – ‘Sin dolor no hay ganancia’

Definitivamente hay una relación de amor-odio con el dolor post-entrenamiento. Es un indicador seguro de que tu músculo pasó por un entrenamiento duro, pero también limita el movimiento durante un par de días. El dolor muscular de aparición tardía (DOMS) es parte del juego de construcción muscular, pero ¿es realmente una señal de que estás progresando?

El dolor post-entrenamiento es una manera terrible de seguir tu progreso. Claro, es una señal decente que estás activando los grupos musculares correctos, pero como una manera de confirmar que estás avanzando hacia tus objetivos, es horrible.

Hay algunas maneras de ver si te estás volviendo más grande y más fuerte que son mucho más confiables que tus músculos adoloridos.:

  • Deberías hacer un seguimiento de tus entrenamientos diarios. Esto incluye los ejercicios utilizados, sets, repeticiones, tempo y carga. Siempre puedes mirar hacia atrás en los entrenamientos anteriores y ajustar tus entrenamientos actuales para darle más duro.
  • Para rastrear el crecimiento, recomendaría imágenes mensuales de progreso, así como el uso de una cinta métrica alrededor de los puntos clave de los músculos: muslos, cintura, pecho y brazos. Disfruta de tu dolor, pero mantente científico con tus medidas.

Mito No.4 – ‘Los batidos de proteínas son sólo para los días de entrenamiento’

Sales del gimnasio, agitas esa botella y bebes un batido de proteína de suero de leche. Eso es todo lo que necesitas hasta tu próximo entrenamiento, ¿verdad? ¡Oh, no! Si bien no es tan frecuente como lo era antes, todavía existe la idea de que los batidos de proteínas no son necesarios en los días de descanso. La verdad es que son tan esenciales (de hecho, incluso más) en tus días de descanso.

La proteína se descompone en una matriz completa de los 20 aminoácidos biodisponibles. Gran cosa, ¿verdad? Bueno, esos aminoácidos son los mismos bloques de construcción del tejido muscular. Numerosos estudios han revelado los beneficios de la suplementación con proteína para la síntesis proteica, recuperación y crecimiento Y si alguna vez hubo un momento para beber un batido de proteínas, es durante tus días de descanso cuando tus músculos necesitan esos nutrientes para volver al juego.

Esfuérzate por consumir entre 20 y 30 gramos de proteína con cada comida. Usa un suplemento de proteína dos veces al día, pero concéntrate primero en las comidas integrales.

Mito No.5 – ‘Puedes convertir la grasa en músculo

¿Cómo sigue vigente este mito? Es ridículo. En resumen, no, tu grasa no se transformará en músculo al adoptar una dieta y un programa de entrenamiento enfocados en el culturismo. Sin embargo, tu cuerpo quemará grasa como combustible al tiempo que aumentará el tamaño de tu tejido muscular actual. Eso es un hecho.

Ten en cuenta que, si usas un programa tradicional de bulking y cutting, ganarás algo de grasa durante la fase de bulking. Naturalmente, durante tu fase de cutting, quemarás esta grasa añadida. La idea es llegar lo más grande posible, y luego ponerse esbelto mientras se mantiene la mayor cantidad de masa muscular. Habiendo dicho eso, este método ha perdido parte de su popularidad en los últimos tiempos a favor del programa de bulking limpio a lo largo de todo el año.

Conoce las verdades correctas

Los mitos sobre el culturismo pueden arruinar tu progreso rápidamente, pero por suerte para ti, ahora estás más iluminado que hace 10 minutos. Pero no hay necesidad de creer en mi palabra. Puedes buscar varios estudios científicos para verificar estas verdades.

Cuando se trata de tu salud, no puedes darte el lujo de arriesgarte. Haz tu propia investigación con sitios web como NCBI. Adopta este hábito y serás el que establezca los mitos sobre el culturismo directamente.

No tengas miedo de suplementarte

Suplementarte con productos naturales es una obviedad. Obtienes el beneficio de un crecimiento muscular más rápido, sin ninguno de los peligros asociados con el uso de esteroides.

CrazyBulk ofrece una amplia gama de suplementos de culturismo 100% naturales y seguros. Deberías echar un vistazo a su selección si realmente quieres crecer rápido.

¿Hay algún mito que no haya enumerado que desees que desaparezca? ¡Déjamelo saber en los comentarios de abajo!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *